La Sociedad Educacional Alonso y Delucchi Ltda., da inicio en el año 1981 al establecimiento educacional “COLEGIO PORTALES” bajo una visión educativa diferente, innovadora, distinta a los demás colegios particulares subvencionados existentes en la comuna de La Florida. Producto de una necesidad generada por ofrecer a la comunidad un colegio que acoja a los alumnos, ayudándolos a desarrollar sus potencialidades desde su individualidad, con un trato personalizado, acogedor, en el cual se mantenga la familiaridad como extensión del hogar que provienen.

Así se origina un colegio que cumple con las siguientes características:

  • Familiar: De puertas abiertas hacia todos los padres.
  • Grande: muchos alumnos por sala y dos curso por nivel en doble jornada.
  • Acogedor: Con trato afectuoso y respetuoso a cada uno de nuestros alumnos.
  • Preocupado del accionar del niño o niña en su individualidad.
  • Con trato deferente entre todos los que conforman la comunidad educativa.
  • Con gran fortaleza entre Profesores, Alumnos y Apoderados, características ampliamente valoradas por apoderados y alumnos.

 
En el año 1992, cambia de entidad sostenedora Delucchi y Goria Ltda dependencia particular subvencionada, a particular con financiamiento compartido, obteniendo el Decreto Cooperador el 23 de diciembre del 2002.

En el año 2006 se incorpora el régimen de Jornada Escolar Completa.

Posteriormente cambia de entidad sostenedora Delucchi, Goria y Pastene Ltda hasta el año 2010.

Posteriormente pasando por una nueva entidad sostenedora Sociedad educacionales Portales Ltda.

En relación a la comunidad que lo conforma, sus alumnos provienen de padres con un nivel educacional, por lo general, de Enseñanza básica, Media completa, de Técnicos profesionales y de profesionales Universitarios.

La mayoría de los alumnos tiene como meta centrarse en desarrollar las habilidades cognitivas necesarias para que enfrenten con éxito la consecución de su estudio.

El Colegio Portales desde sus inicios se ha preocupado en acoger a los alumnos que presentan condiciones particulares de aprendizajes, como son el déficit atencional, la hiperactividad y otros trastornos de aprendizajes. Así también, se ha abierto a recibir alumnos que han experimentado el fracaso académico en otros colegios, brindándoles la segunda oportunidad a fin de estimularlos a superarse.

Esta condición particular y única dentro de los establecimientos de la comuna nos ha situado desde la perspectiva de los resultados académicos en un rango cercano al promedio nacional en cuanto a resultados SIMCE.

Si bien, la mayoría de los apoderados son padres y madres trabajadores, que cuentan con escaso tiempo para dedicar al colegio de sus hijos, se logra establecer comunicación y coordinar las reuniones pertinentes a fin de trabajar en conjunto en la formación de éstos, pues su compromiso como agentes participativos facilitan el proceso educativo.